FERRAN nos cuenta sus experiencias en la TRANSPIRENAICA.

1.- ¿Cómo te encontrabas físicamente y psicológicamente al iniciar la ruta?

Cómodo. Físicamente bien ya que llevábamos unos meses haciendo salidas superiores a los 50 km. Y psicológicamente genial, era muy grande la ilusión.

2.- ¿Qué pensabas que era necesario para plantearse la realización de una ruta de esas características?

Ganas y contar con unos buenos amigos desde luego es lo principal. El resto, también importante se consigue con una buena planificación. Rutas, etapas, alojamientos, preparaciones, reparto de materiales y herramientas comunes, etc.

3.- ¿Qué material consideraste indispensable llevar?

Difícil respuesta, por que desde luego dependerá de la suerte que tengas, pero lo que debes es prever el 80% y sacrificar una parte.

Ropa: una equipación (algunos llevaron 2 pero es más peso) y lavarla en los alojamientos por la noche si veías que se podía secar, en caso contrario valía la pena no tocarla.

Material: El de cada salida larga que haces (cámaras, aceites, multiherramienta, etc) más alguno para lo que pueda pasar (radios, pastillas de frenos, etc) y otros comunes a compartir (cubierta, pequeña llave Inglesa, alicates, cinta americana, etc)

Y el 20% que no puedes llevar es (un eje de pedalier, o un buje) si se rompen mala suerte ya se te acabó la ruta para ti.

4.- Tus primeras impresiones tras las primeras etapas:

Piensas que seria más dura de lo que estaba siendo. La verdad es que llevas otro ritmo que un día cualquiera y solo pedaleas sin pensar en cuanto queda o a que hora llegas.

5.- Dinos cuál ha sido para ti el momento más impresionante de la ruta.

Seguramente el día de Llavorsí a Espui. Subiendo de 800 m a 2000 m durante 35 km y luego moverte entre los 2000 y los 2300 durante 15 mas. Es lo mas alto del lugar.

También quiero remarcar la belleza de los Pirineos. Son inacabables, montaña tras montaña y valle tras valle.

6.- Y el momento más angustioso?

El pensar en que justamente el día de Llavorsí-Espui podía caernos una tormenta y no tener nada donde cobijarnos. Seriamos carne de cañón para los rayos, aunque lo teníamos claro, bicis al suelo a varios metros de nosotros, lejos y cuerpo a tierra.

7.- Y el momento en que disfrutaste más de la bici?

Cada día que pasaba. Primero salías con cuidado por el peso adicional del porta-equipajes, pero poco a poco te vas haciendo y acabas sin pensar en él (lo cual también es peligroso)

8.- Nos cuentas una anécdota?

Varias. Hemos reído mucho. Después de llegar a los alojamientos, duchados y tomando alguna cerveza recordábamos lo acontecido en el día ironizando constantemente. Pero me quedo con la anécdota de como resolvimos una avería mecánica en Bagà. Andréu perdió un tornillo especial de una cala de un pedal y, en una Ferreteria-Papeleria-Jugueteria y no se que más, nos dejaron herramientas y en medio del mostrador modificamos un tornillo M-4 ante la mirada atónita de la señora que nos lo vendió.

9.- El día que comisteis mejor, y el peor? el mejor alojamiento y el peor?

Comer no fue problema. Comimos bien en todos los sitios. Los alojamientos bien, algunos más justos que otros pero todos muy aceptables todos.

10.-¿Qué es lo que más echaste de menos en la travesía?

Mi cama. Eso de cambiar de cama cada día me mataba.

11.- Algo que te sorprendió y que no esperabas...

La amabilidad de la gente. Me la esperaba pero aun así me sorprendió gratamente.

También destacar que pensé que lo pasaríamos mal por falta de agua, pero no fue así, hay muchas fuentes en todas las rutas.

12.- Objetos que llevabas en el pequeño equipaje y que resultaron inútiles. Y otros que llevarás la próxima vez?

No ninguno, todo lo usé y por tanto fue útil. Aunque la próxima vez llevaremos algún tornillo de reserva, ya que las bicis y sobretodo en lo primeros días acaban perdiendo todo aquello que estaba flojo.

13.- ¿Cómo te encontrabas, física y psicológicamente, al final de la ruta?

Algo cansado muscularmente por que en los dos últimos días hicimos 4000 m de desnivel acumulado. Pero nada, si hubiese hecho falta hubiese seguido. Psicológicamente muy bien. Todo salió sobre lo previsto y habíamos cumplido con nuestro objetivo

14.- ¿En qué próximo proyecto empezarás a pensar?

Me gustaría continuar la Transpirenaica hasta el final, hasta Hondarribia.

15.- ¿Quieres añadir algo más?

Agradecer públicamente a todos los compañeros de BttMania que me acompañaron. A todos los compañeros de BttMania que nos habéis ayudado de muchas maneras. A la familia que la hemos abandonado durante unos días y a los amigos y conocidos que voluntariamente apoyaron logísticamente la operación.

16.- ¿Quieres dar algún consejo a otros colegas que piensen en hacer la Transpirenaica?

Que se preparen, que se organicen pero que no se asusten que no es tan dura como parece.

Ferran Pérez

fperez@bttmania.org